Más de 17 mil colegios podrían reanudar clases en abril con algún nivel de presencialidad

minedu retorno clases presenciales

Un total de 17.778 escuelas, o el 15,9% del total del país, podrían reanudar las clases a partir del 19 de abril con cierto grado de asistencia, dependiendo de las condiciones contextuales epidemiológicas y territoriales evaluadas hasta el 30 de marzo, dijo el ministro de Educación, Ricardo Cuenca.

Cuenca también indicó que el 94% de las escuelas autorizadas están ubicadas en zonas rurales y el 99% son escuelas públicas. Además, observó que, según la distribución de las escuelas autorizadas a nivel de cada departamento, los departamentos con mayor proporción de escuelas autorizadas eran Amazonas (44,6%), Huánuco (37,6%), Loreto (37,4%), San Martín (29,6%) y La Libertad (28,3%).

En total, un máximo del 7,8% de los estudiantes (633.862) y el 10% de los docentes (52.619) en el país estarán en estas 17.778 instituciones educativas a las que se les permite volver a la enseñanza presencial, agregó.

«Sin embargo, esto no significa que todas estas escuelas estén comenzando a impartir cursos presenciales, ya que la concesión de licencias es solo el primer paso en el camino hacia la apertura. Después de eso, las escuelas deben garantizar las condiciones de bioseguridad, así como el cumplimiento de la comunidad educativa, incluidas las familias, para tener el estatus de adecuado y reanudar las clases con un cierto grado de presencia», dijo.

También explicó que las escuelas deben seguir cinco pasos para determinar si son capaces de ofrecer servicios educativos. Estos pasos, que se completarán en dos semanas, consisten en una revisión de las condiciones contextuales, el consentimiento comunitario, el condicionamiento de bioseguridad, el desarrollo de un plan de implementación y la apertura del servicio con un cierto nivel de presencia a partir del 19 de abril.

Retorno voluntario y gradual

El ministro Ricardo Cuenca dijo que para la identificación de estas escuelas se ha diseñado un modelo de focalización que apunta a reducir el riesgo de propagación de la COVID-19, reconoce las características geográficas y territoriales de nuestro país y se basa en la evaluación del cumplimiento de las condiciones contextuales (epidemiológicas y territoriales), las condiciones de bioseguridad y las condiciones sociales.

Señaló que las condiciones de contexto que son evaluados a nivel de distrito, en el que la oferta educativa se encuentra, mientras que la bioseguridad y las condiciones sociales son evaluados a nivel de la escuela. Estas últimas condiciones implican que los padres y la comunidad acuerdan volver a un nivel cara a cara.

«La escuela que cumpla con las condiciones del contexto será empoderada, la que cumpla además de las condiciones del contexto, la bioseguridad y las condiciones sociales, será considerada apta para prestar un servicio educativo con cierto grado de presencialidad, y las que no sean aptas, continuarán con el servicio educativo a distancia», dijo.

Cuenca dijo que también se da prioridad a los estudiantes con necesidades especiales, especialmente los que estudian en centros de educación básica especializada (CEBE), algunos de los cuales se encuentran en zonas urbanas. A nivel nacional se han creado 786 CEBES, de los cuales 691 se encuentran en zonas urbanas y 95 en zonas rurales. En estos casos, la condición es que los distritos en los que están ubicados no se encuentren en zonas de aislamiento social obligatorio o que los departamentos en los que están ubicados no se consideren en situación de riesgo «extremo».

Carlos Bustamente

Especialista en educación y director de colegios nacionales. Docente con más de 20 años de enseñanza en aula. Tengo una maestría en educación y siento que mi deber es explicar en términos sencillos los temas educativos para beneficio de todos mi colegas y el público en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *